Evite las lesiones al esquiar

El esquí es el rey de los llamados deportes de invierno pero también es una de las causas más frecuentes de lesiones deportivas: fracturas (de tibia, peroné, clavícula y dedos de la mano), esguinces y luxaciones ( tobillos, rodillas y pulgares), conjuntivitis y lesiones oculares así como quemaduras solares.

Las causas más comunes son la falta de preparación física ( no hacer otro deporte durante el año), la falta de una técnica adecuada a la dificultad de las pistas elegidas, falta de calentamiento y utilizar un material inadecuado o incorrectamente ( fijaciones de los esquís).

Los principales consejos para evitar estas lesiones son: mantener una buena condición física durante todo el año, calentar correctamente, aprender a caer correctamente para evitar golpes fuertes, conseguir la técnica adecuada para cada pista, revisar y utilizar el material adecuado, utilizar cremas solares y dejar de esquiar cuando se tienen síntomas de cansancio ya que a más cansancio más lesiones.