LA CRISIS GOLPEA A LA DIETA MEDITERRÁNEA

Según reciente estudio de la Universidad italiana de Campobasso la crisis económica está modificando los hábitos alimenticios de casi el 72% de las personas estudiadas. Este cambio viene provocado por la unión de dos factores principales: el encarecimiento de los productos que componen la dieta mediterránea unido al empobrecimiento de la población.

Se ha comprobado un menor seguimiento de esta dieta entre los sectores cuyos ingresos han sido más castigados por la crisis y que han aumentado la ingesta de alimentos preparados ( comida basura) por su menor precio frente a los alimentos frescos. Como consecuencia inmediata se ha detectado un mayor porcentaje de obesidad ( 36%) en este sector de la población frente al  20% de la población que sigue la dieta mediterránea

Los especialistas que componen el cuadro médico de Sanisur recomiendan acudir, siempre que sea posible, a nuestra dieta mediterránea.